Una mesa de dulces perfecta (para un bosque encantado)

 

Anteriormente … Una mesa (infantil) decorada con globos

 

A Olivia le encantan las mariposas, por eso me pareció perfecto la temática de “El Bosque Encantado” para su su fiesta de cumpleaños. La zona de pinos de del jardín era prefecto para organizarlo.

Además de la mesa que coloqué decorada con globos para que pudieran sentarse, preparé una mesa de dulces, compré unas alas rosas para que todas las niñas se disfrazaran de hadas y unas coronas doradas para que los niños se disfrazaran de duendes y contraté unas animadoras (que ibas vestidas de hadas, of course!) para que jugaran con ellos.

Para merendar hicimos mini sandwiches de crema de cacao y de jamón y queso y una mesa de dulces de irresistibles bocaditos que encargué a Vanesa de Dulce Bailaina: cakes pops, macarons, mini cupcakes, piruletas de merengues y dos tartas espectaculares, decorados con mariposas y con los colores de la fiesta, el amarillo, el blanco y el rosa.

 

Lo más importante de los dulces y las tartas es, por supuesto, que parte de ser bonito sea delicioso.

Y esto se cumplió con rigor 😉

 

Me gustaba una cómoda de Tu Decoración Original, que vi en una de las ferias de mi amiga Saray de Wedding Style Magainze, y Cristina me la dejó para poner los dulces. En realidad quería otra más bajita para los niños sin cajones, pero no estaba disponible y nos dejaron otra también ideal. Os aconsejo que si tiene cajones abráis alguno y los decoréis con flores. A mi al final, no me dio tiempo.

Aunque mi idea era colorar todo sobre troncos naturales, se me echó el tiempo encima y no me dio tiempo a buscar. Por suerte tenía uno de Salvador Bachiller en casa y lo usé para los mini cupcakes. El resto lo coloqué sobre sobre recipientes de cristal que teníamos por casa.

 

La tarta de Olivia la queríamos que fuera rosa y la de Beltrán amarilla y Vanesa nos sorprendió con unas decoraciones que me parecieron perfectas para cada uno… ¡justo lo que buscaba!

La tarta rosa, de chocolate, estaba envuelta por un manto de volantes de fondant y la tarta amarilla, por una crema de limón deliciosa. Quedaron ideales con los cake toppers que me mandó Ana de Knots Made with Love.

 

Para soplar las velas colocamos además un cake topper de madera con el nombre y los años que cumplían cada uno.

 

 

Fotos © Bossanova Weddings

 

Los niños disfrutaron de una tarde de diversión y juegos al aire libre que Olivia recordará durante mucho tiempo. Espero que las ideas y consejos os sirvan para crear vuestro propio bosque encantado en el jardín de casa (o en cualquier otro).

 

Una mesa de dulces perfecta (para un bosque encantado)

4 (80%) 1 vote