Una mesa de inverno, For Her

0 COMENTARIOS Si me casara mañana

 

«Yo colecciono las gotas de lluvia que caen en el olvido, los charcos que nadie salta y los cordones de todos los zapatos que no até bien. Silencio que no suenan, tardes junto a la chimenea y botes de esa pintura con la que se tiñen de blanco las montañas.

Yo colecciono los fríos que se meten en el cuerpo, los bigotes que el chocolate dibuja mientras lo bebemos y churros que no hicieron honor a su nombre. Cuadros escoceses que aún no hemos enmarcado, puntos de los jerséis y muñecos de nieve abandonados.

Yo colecciono puertas secretas por las que se entra en calor, llaves para abrir pistas de esquí y todas las calmas que vienen entre una tempestad y la siguiente. Cadenas que curiosamente nos liberan de quedar atrapados en la carretera, platos de cuchara y la soledad de las calles que nadie llena.

Yo colecciono el invierno.» Emma Baizán.

 

Con la estación más fría del año, el Invierno, empieza también la época con más magia del año.

La Navidad está en el aire, respira, y siente los aromas de las flores que recorren las mesas que han sido decoradas con tanta delicadeza, de los platos elaborados con tanto cariño, de los dulces navideños tan esperados y de los perfumes que usan los que se sientan a disfrutar.

Yo tengo la suerte de estar en uno de los rincones más bonitos del Santo Mauro, en una mesa decorada por Floreale y Cashmere decoración, que desprende aroma a rosas, a cardos, a eucalipto y a For Her EDP, de Narciso Rodríguez.

Perfectos para los días familiares y festivos por excelencia. Aromas que guardas en la memoria y los esperas de nuevo durante todo el año.

 

Fotos NewFrame

 

Una mesa de inverno, For Her