Montse, una novia For Her

 

 

 

Hoy os quiero enseñar a Montse, una novia For Her que os va a cautivar tanto como a mi.

 

» La elección de mi vestido fue uno de los momentos más especiales de la boda. Aunque tenía en mente varios diseñadores, elegí a Fernando Claro porque me gustaba los tejidos que usa, la originalidad de cada diseño, sus volantes…

Respetó en todo momento mi opción y para mi fue muy importante porque si hay algo que debe sentir una futura novia, es libertad a la hora de crear su vestido. Mi primera idea era que fuera de manga larga, muy pegada, pero no terminaba de estar cómoda al 100% por la fecha de la boda.  En una de las pruebas se lo comenté a Fernando y en ese mismo momento cortamos las mangas. En un principió pensé que me arrepentiría pero cuando vi el resultado me encantó ;-).

La simpatía y naturalidad de Fernando y de su hija Bea, me han cautivado.»

 

 

Para el día de la boda, Montse buscaba una fragancia nueva que marcara el inicio de una nueva etapa y que cada vez que la usara le recordara al día de boda. Y eligió uno de los referentes en el universo «bridal» Narciso Rodríguez For Her, una fragancia elegante, sensual y voluptuosa que se adapta perfectamente a todas esas novias que llevan la naturalidad por bandera.»Jorge Fortes de, Oui novias, fue quién me peinó y maquilló. Desde el primer momento captó su estilo, uno de los mejores descubrimientos en la boda, porque casi nunca voy maquillada y menos con el pelo recogido, pero cuando me hice la prueba quedé encantada con el resultado.Elegimos un recogido de bailarina a media altura y un maquillaje muy natural, potenciando el efecto del sol, dando luz a los ojos con sombras perladas, marcando las cejas y unos labios muy hidratados.

Como complementos llevé mi anillo de compromiso, una pulsera de diamantes de mi abuela (regalo de su abuelo en su 50 aniversario) y un anillo con una esmeralda y diamantes que me regalaron sus padres».

 

 

«Nos casamos el 28 de Junio a las seis de la tarde en Benalmádena, en la Iglesia Santo Domingo de Guzmán. Una iglesia que se encuentra en un mirador con unas vistas y una tranquilidad que cuando vimos por primera vez nos encantó y ese mismo día hablamos con el padre Emilio y reservamos la fecha».

 

«La celebración fue en la finca Carambuco. La elegimos porque queríamos hacer el cóctel, la cena y la fiesta al aire libre y esta finca nos lo permitía y porque cada parte de la boda se hacía en un escenario diferente y los invitados podían ir descubriéndolos poco a poco.

Marta Cañete de Lovely Sense se encargó de la organización de la boda y del catering Quilicua, que además de encargarse del menú, también se encargó de la decoración junto a Marta. Elegimos un menú que estaba delicioso y fue un acierto: huevo poché con boletus edulis, trigueros, crema de patata y trufa, solomillo de vaca con parmentier y cebollitas y tarta árabe de queso mascarpone, almendras y frambuesas.

Sin duda, lo que más le gustó de ellos fue como nos ha hecho sentir de bien durante toda la organización de la boda. Han superado todas nuestras expectativas».

 

» Para la decoración elegimos una cristalería tallada transparente, sillas de rafia y manteles de estampado ètnico con tonos grises, blancos, celestes y rosas con servilletas a juego a las que ataron un lazo de grogue azul marino con sus iniciales. Unas mesas decoradas con rosas, hortensias de color celeste y velas, que nos esperaban bajo un techo de micro luces de color amarillo y un montón de lámparas.»

 

» La fiesta comenzó en el cóctel con nuestro grupo de flamenco preferido Cosita Wena. Lo pasamos tan bien que no había manera de llevar a los invitados a cenar. Y por último y lo más divertido del día fueron el dj Quike Av y el grupo de música Drums on live… fue increíble el espectáculo que dieron».

Fotos Kiwo

 

Montse, una novia For Her

5 (100%) 1 vote