La boda de Raquel Ferreiro II

 

Anteriormente… La boda de Raquel Ferreiro I

 

Las mesas corridas eran uno sus imprescindibles, por eso el lugar debía tener un espacio en el que esta idea de mesa encajase. El por qué obedece a dos motivos: uno meramente estético porque les parecen súper bonitas estas mesas infinitas y dos porque, si la mesa tiene un ancho adecuado y sientas a los invitados con acierto, fomenta mucho más la interacción entre ellos. Raquel eligió la mantelería, alquiló los cubiertos y diseñó las minutas y los nombres para los puestos a la mesa. Le pidió a Rebeca que pusiese una guirnalda vegetal en lugar de centros de mesa y ella lo llevó a cabo.

 

“Teníamos miedo de pasar frío y habíamos alquilado estufas, comprado mantitas… pero unos días antes de la boda vimos que iba a hacer solazo y finalmente tuvimos que comprar sombrillas y montar unas velas de tela para tapar el sol.”.

 

El catering era de Siro González. Entre los entrantes se encontraban jamón ibérico, vasito de patata con migas, lacón a la gallega, mini ensalada de lubina con aceite verde, empanada gallega, surtido de quesos con frutos secos y uvas, pulpo á la gallega… y como platos principales medallón de jurel ahumado y croca de ternera con queso ahumado y migas. Hubo dos tartas; una de bizcocho terminada en fondant blanco y decorada con lavanda y olivo y una tarta que es muy típica de allí, milhojas de crema y nata.

 

Desplazan las cocinas y hacen la comida en el momento y por ello estaba todo tan bueno como en las degustaciones. Cocina con productos típicos gallegos pero a los que le da una vuelta en la elaboración. El trato y la atención también buenísimos tanto antes como durante y después. ¡Me cuentan los novios que son un diez rotundo!

 

Vestido: Raquel Ferreiro / Decoración: Rebeca Senra / Tocado: Tocados Le Touquet

Todas las fotos son de Noire et Blanche

La boda de Raquel Ferreiro II