Aura Botanica

0 COMENTARIOS Belleza

 

Durante más de cinco décadas, Kérastase viene incorporando los ingredientes naturales más eficaces en la formulación de sus productos. setenta vieron la aparición de Kéraplasma, el bálsamo capilar original basado en elementos vegetales. En 1980, Kérastase introdujo la primera mascarilla capilar del mundo, Masque Kérastase à l’Huile de Germes de Maïs, enriquecida con aceite de germen de maíz. Un año más tarde la marca crea su primer aceite protector capilar, Soin d’Huile Végétale. En 2010, el opulento Elixir Ultime inauguró una nueva era para los aceites naturales para el cabello. Desde 2013, el mítico Nutritive se infunde con el poder intenso y reparador de los rizomas de iris.

El martes pasado estuve en la presentación de Aura Botanica, la nueva gama que refuerza este compromiso y satisface un creciente deseo de lujo responsable, ofreciendo a las mujeres un cuidado verdaderamente eficaz, capaz además de potenciar al máximo su cabello natural con sus fórmulas compuestas de ingredientes de origen natural en un promedio del 98%, que proporcionan dos días de nutrición duradera, tres días de control antiencrespamiento y cuatro veces más brillo. Todas las fórmulas son biodegradables en un 97% y no tienen ni siliconas, ni sulfatos, ni parbenos.

Todos los productos de Aura Botanica contienen aceites de argán y de coco biológicos, son adquiridos a través de un programa de compra responsable y que reflejan la historia de comunidades enteras que trabajan para mejorar sus vidas. Hoy, quiero compartir su historia:

 

  • Aceite de coco, de las islas de Samoa

Alzándose sobre la tierra oscura y volcánica de Samoa, un cocotero maduro produce entre 50 y 100 frutos al año. Se necesitan tan sólo diez cocos para producir un litro de aceite virgen. Pero primero deben ser cosechados. Aquéllos con una bella «sonrisa» serán abiertos, su carne vaciada y rallada. A continuación, la pulpa es templada delicadamente sobre lechos de secado, en los que las propias cáscaras de coco hacen de leña. Un proceso que requiere precisión, porque muy poco o demasiado calor arruinará el aceite. Una vez completamente seca, la carne es colocada en una pequeña prensa de tornillo, que se gira manualmente para extraer el aceite. Finalmente, el aceite virgen prensado en frío es filtrado para eliminar las impurezas y revelar así un brillo casi opalescente.

La ONG Women in Business Development (WIBDI) trabaja para garantizar que los samoanos puedan seguir viviendo rodeados de «el árbol de la vida». La cooperativa proporciona a un centenar de mujeres locales el equipo y los conocimientos necesarios para producir aceite orgánico de coco de alta calidad. Esto es fundamental en un país donde el desempleo ha obligado a muchos a abandonar sus islas en busca de trabajo. Generar ingresos y un modo de vida sostenible para las comunidades indígenas samoanas contribuye sin duda a preservar esta cultura única. Y es un factor que también rema a favor de que Samoa logre alcanzar su meta de convertirse en una «isla orgánica».

El líquido obtenido es uno de los pocos aceites naturales que contiene una rica fuente de ácido láurico: un lípido lineal capaz de penetrar profundamente en cada hebra de cabello. Tanto en el interior de la fibra como en su exterior, suministra –de manera duradera y casi imperceptible– hidratación, nutrición, protección, flexibilidad y fuerza.

calista one aceite argan y coco aura botanica 3

  • Aceite de Argán, de las colinas marroquíes.

Aquí, en los confines del desierto, la vida de los árboles de argán es un verdadero milagro de la naturaleza: árboles que pueden sobrevivir hasta 200 años llenos de sequías y áridos vientos. Su fruto tarda dos temporadas completas en madurar, gestando en su interior un ingrediente precioso.

Durante siglos, el aceite de argán ha sido singularmente apreciado en diversos rituales de belleza por sus propiedades hidratantes y reparadoras. Targánine es un proyecto comunitario que ayuda a las mujeres bereberes locales a aportar ingresos a sus familias. Algunas de las cooperativas tienen hasta 50 miembros, lo que posibilita que los niños pequeños puedan tener clases de alfabetización y estar en guarderías. El proyecto perpetúa las tradiciones de la vida en la aldea, a la vez que contribuye a preservar el frágil ecosistema del bosque de argán, que forma parte de las Reservas de la Biosfera de la Unesco.

Los frutos caen en julio y agosto. Se recogen con la brisa algo más fresca de la mañana, se dejan secar al sol, y más tarde se llevan a la cooperativa Targánine. A cada mujer se le asignará una cantidad de frutos que sólo abrirá cuando se reciba un pedido: esto preserva la calidad del interior. Su pulpa seca se retira mecánicamente, a mano, y los cestos se llenan de nueces de argón brillantes que se quiebran utilizando dos piedras gastadas. Cada mujer recogerá aproximadamente kilo y medio al día de estas valiosas semillas, parecidas a las almendras. Luego revenderá los granos ya preparados a la cooperativa, y además recibirá una prima anual en función de los ingresos generales de ésta.  El aceite aún tendrá que ser decantado durante 15 días, para más tarde reposarse y filtrarse durante otros dos días, antes de empezar a revelar su brillo ámbar pálido.

La textura fluida y luminosa del aceite guarda una afinidad natural con el cabello. El aceite de argán es particularmente resistente a la oxidación, y no necesita aditivos para preservar su integridad. La nutrición duradera que aporta proviene de sus altas concentraciones de ácidos grasos poli-insaturados, especialmente de ácido linoleico (Omega 6), Omega 9 y tocoferoles naturales. En contacto con el cabello, nutre las superficies secas y proporciona suavidad y brillo duraderos.

calista one aceite argan y coco aura botanica 2Foto cortesía de Kérastase

 

Otro compromiso, de Kérastase por reducir su impacto en el planeta es su envase recién renovado y más ligero, cuya nueva tapa supondrá un ahorro estimado de 45 toneladas de plástico al año. Ya se están haciendo esfuerzos para garantizar que al menos el 25% de cada envase esté compuesto de materiales PCR en un futuro próximo, lo que generará un ahorro de 30 toneladas de plástico al año. Aura Botanica es la primera gama Kérastase en ofrecer envases originados en plásticos 100% PCR.

Y vosotras, ¿también estáis comprometidas a tomar decisiones sostenibles? 🙂

Aura Botanica